Enamorada enamorada enamorada en la citacion enamorando chicas

Enamorada enamorada enamorada en la citacion enamorando chicas

Tenemos un cancion bellisima que con el lapso se ha convertido en estandarte de Mexico en el universo, se titula curiosamente “La Malaguena”. Elpidio Ramirez Burgos (1882-1960), figura como el autor de la musica y no ha transpirado sobre la letra coautor unido a Pedro Galindo Galarza, a principios sobre los anos treinta (s. XX); pero lo mas probable podri­a ser la musica de “La Malaguena” proceda sobre un son popular huasteco (originario sobre la zona o estado de Tamaulipas) de el que Elpidio hizo una version “huapango” (para acompasar esta clase sobre baile habitual mejicano con cadencias que se ejecuta taconeando, a veces sobre una tarima sobre madera). Sea como fuere, anos de vida luego Elpidio compartio o cedio “La Malaguena” al cantante Raul Prado quien, principal en 1937 con el “Trio Los Hidalguenses” y despues con el “Trio Calaveras”, le hizo algunas modificaciones Con El Fin De elaborar la cancion menos monotona o mas comercial, Asimismo de introducirle falsetes alargados; posteriormente, Raul Prado y no ha transpirado los Hermanos Bermejos (el “Trio Calaveras”) la grabaron con el sello RCA-VICTOR en 1938 desplazandolo hacia el pelo al ano siguiente, el identico trio la canto en la cinta “El gavilan” (Ramon Pereda, Mexico 1939).

Puesto que bien, en “Enamorada”, oir “La Malaguena” mientras vemos esos hermosos ojos y no ha transpirado semblante sobre Maria Felix, seri­a algo ideal, un no conozco que exuberante que te permite huella cinematografica en el alma. ?Inolvidable! Un hito sobre la filmografia en lo que respecta a conquista de una resabiada mujer que se resiste a un adulto intensamente enamorado de la novia. En certeza que la cinta debia llamarse “Enamorado”, en sitio de “Enamorada”, ya que a lo largo de genial parte sobre la biografia seri­a el hombre protagonista el que se siente irremediable asi­ como verdaderamente enamorado sobre la femina, entretanto que ella a marchas lo desestima asi­ como menosprecia.

El general revolucionario Jose Juan Reyes (Pedro Armendariz), no puede solucionar haberse enamorado de la arrogante, rica, brava asi­ como bella Beatriz Penafiel (Maria Felix), a pesar de que la novia ha sido con el novio bastante repulsiva asi­ como lo ha rechazado, Igualmente de insultarlo e hasta abofetearlo cuatro veces. Contra derrota y marea el persiste en el intento de conquistarla, debido a que la noche va con un trio sobre guitarristas cantores y situandose debajo de el terraza de su vivienda, a donde la novia duerme, le realiza la siguiente confesion «Vengo a pedirle perdon Beatriz, aunque quizas usted nunca me quiera escuchar. Yo le pido perdon y no ha transpirado se lo pedire invariablemente sin aguardar que me lo conceda. Semejante ocasion mis palabras se pierdan primeramente de llegar a sus oidos, por motivo de que tienen que subir extremadamente alto desplazandolo hacia el pelo su terraza esta invariablemente cerrado. Por eso otras voces tendran que decirle lo que usted no deja que yo le diga»

(por lo tanto el pretendiente le cede la voz al “Trio Calaveras”, quienes melodica y no ha transpirado dulcemente cantan en forma de serenata “La Malaguena”, a la par que vemos las sucesivas reacciones que la cancion va provocando en los ojos, el rostro y el cuerpo humano firme sobre la salerosa Beatriz entretanto la escucha desde su alcoba)

«Que bonitos ojos tienes, debajo sobre esas 2 cejas, bajo de esas dos cejas, que bonitos ojos tendri­as.

Ellos me desean ver, aunque si tu no los dejas, pero En Caso De Que tu nunca los dejas, ni siquiera parpadear.

Malaguena salerosa, besar tus labios quisiera, besar tus labios quisiera, malaguena salerosa, y decirte cria hermosa, que eres linda y hechicera, que eres vietnamcupid pagina de citas linda asi­ como hechicera como el candor sobre la rosa. (repite los cuatro ultimos versos)

Si por escaso me desprecias, yo te concedo razon, yo te concedo justificacion, En Caso De Que por pobre me desprecias.

Yo no te ofrezco riquezas, te ofrezco mi corazon, te ofrezco mi corazon, a cambio sobre mi pobreza.

Malaguena salerosa, besar tus labios quisiera, besar tus labios quisiera, malaguena salerosa, y no ha transpirado decirte nina hermosa, que eres linda desplazandolo hacia el pelo hechicera, que eres linda asi­ como hechicera igual que el candor de la rosa.» (repite los cuatro ultimos versos)

Maria Felix, dijo una vez en la interviu, que Gabriel Figueroa, el fotografo de la pelicula, como principal responsable de esa toma, primeramente le hizo lavarse los ojos 21 veces con te sobre manzanilla Incluso alcanzar el brillo que el requeria.

El director, Emilio Fernandez, quedo tan encantado con el climax romantico de la toma que felicito al “Trio Calaveras” (Miguel Bermejo, Pepe Zaldivar que habia sustituido al amigo del precedente que abandono el conjunto cuatro anos de vida anteriormente, y no ha transpirado Raul Prado realizando sobre tenor) por la forma tan seductora desplazandolo hacia el pelo emocional conque habian interpretado “La Malaguena”; tanto le gusto al indio Fernandez el producto, que nunca hizo carencia repetir la toma ni una sola vez. Solo intervienen Pedro Armendariz, el “Trio Calaveras” y no ha transpirado Maria Felix, pero la escena es fascinante, de una atmosfera enamoradiza extraordinaria ante la cual el mas alejado espectador que la contemple en el lapso, se transportara o quedara cautivado por la melodia, la letra sobre la cancion, los ojos asi­ como las expresiones sobre la actriz. Cualquier que mire esta decorado sobre la serenata, en la epoca que sea, la considerara un instante arrebatador asi­ como excelso en la historia del celuloide.

El discurso de el general Jose Juan Reyes Ademi?s dispone de su miga

«Las revoluciones nunca se hacen con el fin de que ciertos se hagan ricos a costa de la crimen de los que combaten por sus convicciones. Cualquier causa puede tener enemigos por motivo de que los hombres tienen derecho a pensar libremente o no son varones libres. Se puede apreciar respeto por el enemigo que guerra asi­ como muere por la causa que el novio considera justa, pero aquellos que se tambalean entre dos bandos, los que quieren estar bien con todo el mundo, los que nunca son enemigos sobre nadie cuando Tenemos la guerra en los que se juegan los destinos sobre la patria, esos son los verdaderos traidores, los bastardos, las sanguijuelas que se alimentan chupando la crimen sobre sus hermanos.»

De mi, que esta arenga revolucionaria inspiro a Elia Kazan de el contenido del magnifico filme que el novio dirigiria seis anos luego, “?Viva Zapata!”.